La provisión de servicios ecosistémicos en un paisaje multifuncional en Quebec, en Canadá

Montérégie, situado en el suroeste de Quebec, es un mosaico de campos de cultivo, bosques y pueblos próximo a la gran ciudad de Montréal.

Landscape patchwork in the Montérégie region in Montreal, Canada

P. Langlois/Flickr

El área acoge numerosas actividades de recreo y de sustento, entre otros, el senderismo, la caza, la producción de sirope de arce, y la agricultura. A través de este paisaje multifuncional, los investigadores de un estudio identificaron seis  paquetes bien definidos de servicios ecosistémicos que se encuentran agrupados en áreas específicas del paisaje y los mapearon en subsistemas social-ecológicos bien conocidos. Por ejemplo, el paquete “pueblo”, caracterizado por tener altos valores de recreo forestal, captura de carbono, fósforo en el suelo, materia orgánica en el suelo, calidad del agua, y caza de ciervos, y con valores menores para el turismo, aprecio por la naturaleza, producción de cerdo y cultivos, correspondía a lugares del paisaje que contenían comunidades en pueblos dinámicos. Los otros paquetes, mapeados a un nivel municipal, fueron identificados como tierras de cultivo, cultivos y cerdo, turismo, suburbano periférico, y cabañas. La presencia de paquetes que existen repetidamente a lo largo del paisaje apoya la idea de que hay relación entre los elementos estructurales del paisaje, tales como la conectividad, y la provisión de servicios ecosistémicos. Aunque queda mucho por entender respecto a los efectos directos de la conectividad paisajística sobre la provisión de servicios ecosistémicos, hay estudios recientes de Montérégie que demuestran que los fragmentos de bosque afectan a la provisión de servicios ecosistémicos en los campos agrícolas de los alrededores, de manera que la gestión de la fragmentación del hábitat puede ayudar a incrementar la cantidad y la resiliencia de servicios.